Propiedades del Higo

Rico en minerales y beneficioso para huesos y músculos, el higo se presenta como una de las frutas de la temporada que debería estar presente en nuestra dieta diaria. Este alimento que nos regala la naturaleza se convertirá en el protagonista de este artículo. Para conocer sus propiedades y alguna receta, sigue leyendo.

 

Uno de los alimentos que más energía y vitalidad nos aporta a nuestro organismo es el higo, una fuente vital de la que se servían desde hace miles de años los atletas griegos para fortalecer su musculatura y así emprender sus competiciones deportivas con éxito. Hoy en día, muchos campesinos y gente experta en los beneficios del campo y la naturaleza lo siguen tomando porque saben del potencial que encierra en su interior.

Con forma de pera diminuta, el higo es suave y blando al tacto. Cuando desprendes su piel, una explosión de delicioso y dulce jugo se desborda por cada uno de sus paredes. Hay muy diversos tipos de higos, más concretamente 700 variedades con distintos colores y formas. En España,  únicamente se cultivan una docena de toda esa amplia gama.

Por lo general, se dice que cuanto más oscura es la piel, más dulce es su sabor. Aunque, bien es cierto que el de piel verde es más sabroso que el negro. Por ejemplo, el higo colar, de color violeta oscuro, se recomienda para tomar fresco o con crema de leche o yogur. Por su parte, el moscatel verde es rico en zúcares , pero muy ácido. Por ello, se suele utilizar  para cocer en compota y pasteles. En cualquier caso, los mejores higos son los de piel rugosa y oscura, con grietas no demasiado profundas.

Siempre es más recomendable elegirlos maduros porque los verdes no llegan a estar en su justa medida para ser consumidos.

 

 

De entre las diversas propiedas y beneficios de esta fruta se destacarían:

-Se trata de una de las frutas con mayor concentración de calcio, por lo que es altamente recomendable para los niños y los jóvenes,  ya que todavía están formando sus huesos y están en la fase de crecimiento. También es aconsejable para evitar la osteoporosis en las mujeres y para las personas que hayan sufrido alguna fractura.

-Además del calcio, el higo es rico en potasio, hierro, cobre y magnesio . Por ello, la ingesta de esta fruta está indicada para personas que sufran cierta debilidad, anemia, convalecencia de algún tipo, estrés físico y mental o para los que lleven una dietas de adelgazamiento dado su efecto saciante.

– El higo es altamente recomendable para las personas estreñidas por su alto contenido en fibra natural. Se ha comprabado que las diminutas semillas que contiene en su interior, una vez son ingeridas y rozan las paredes del intestino, lo estimulan mejorando e impulsando el tránsito intestinal. Los denominados lignanos que contiene la fibra del higo están indicados para aliviar los dolores menstruales.

-Son muy efectivos para combatir los catarros. Un remedio casero, por ejemplo, para aliviar y frenar la tos, consiste en la cocción de media docena de higos en leche hirviendo y añadiendo al final un poquito de miel. También lo que puedes hacer es preparar una infusión  con dos o tres higos en agua.

-Un grupo de investigadores norteamericanos descubrieron hace algún tiempo que el extracto de higo puede evitar la acumulación de bacterias alimentarias tóxicas o la formación de la salmonela. Esto último lo explica su efectividad para afecciones de la boca tales como llagas.

-Varios estudios llevados a cabo en Japón recientemente consideran que el higo es recomendable para combatir y prevenir el cáncer, gracias a una sustancia aromática que contiene denominada benzaldehído.

-Recuerda que 200 gramos de higos frescos aportan 148 calorías,  el 24% de la cantidad diaria recomendada de fibra, 13% de vitamina B6, 12% de potasio y vitamina B1, el 10% de magnesio, 9% de calcio y 5% de hierro.

 

 

Dada la relevancia de esta fruta en nuestra dieta, SaberNatura te propone una receta donde el higo es el protegonista:

Crema de Higos con Queso y Jenjibre.

Ingredientes: 12 higos maduros, 50 gramos de jenjibre fresco, 600 g de queso Quark, 150 g de azúcar integral y ralladura de limón.

-Preparación: En primer lugar,  vamos a pelar el jenjibre, rallar la pulpa y prensarlo para extraer todo el jugo. Por su parte, los higos los cortamos y vaciamos su interior. Para ello, quitaremos el tallo en primer lugar y con una cucharita vaciamos su interior, de manera que nos quede la forma de un cuenco vacío, donde las paredes del mismo son la piel del higo.

La carne que hayamos extraído la mezclaremos con el queso, el azúcar integral, ralladura de limón y el zumo de jenjibre anterior. Trituramos toda la mezcla con la batidora, lo batimos con unas varillas y lo montamos ligeramente como una nata. Después, las pieles en forma de cuenco las rellenas con este mezcla y se meten en el frigorífico durante dos horas, aunque es recomendable tomarlo de un día para otro. En el caso de que no se precise queso por su colesterol, se puede optar por crema de avena o soja y así sea un postre totalmente vegetal.

 

Fuente Imágenes 1  calafellvalo

Fuente Imagen 2  Juantiagues

Fuente Imagen 3 calafellvalo

Un comentario en “Propiedades del Higo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.