Google+

¿Qué necesito para practicar Vía Ferrata?

¿Te gusta el riesgo y vivir aventuras intensas y emocionantes mientras permaneces en contacto con la Madre Naturaleza?, entonces la actividad física que te proponemos a continuación puede que sea de tu interés, eso sí, es fundamental que no tengas miedo a las alturas y te guste escalar las laderas de imponentes montañas .

¿Te animas a recorrer una vía ferrata?

 

Nacida en el territorio de las Dolomitas, aquellas bellas  montañas que conforman buena parte de los Alpes Italianos, la Vía Ferrata no es más que un recorrido dotado de escalones de hierro, ya sean grapas, clavos, pasamanos, cadenas o tirolinas, para cuyo desplazamiento te servirás de un cable que evite una posible caída.

El objetivo último de este itinerario  es alcanzar aquellos rincones de difícil acceso para simples excursionistas o amantes del senderismo o, incluso, la escalada.

Con este deporte, tendrás en tus manos,  no solamente la oportunidad de vivir una experiencia única e irrepetible, sino que al mismo tiempo podrás descubrir parajes de la naturaleza inhóspitos,  que muy pocos han tenido el privilegio de contemplar, pues una condición básica para llegar al corazón de los mismos es atravesar la temida,  a la vez que atrayente,  Viá Ferrata.

Lo único que necesitas para practicar este tipo de ejercicio es perder el miedo a las alturas y ser un apasionado de los deportes extremos. Si quieres especializarte en este deporte, puedes optar por los niveles D o más avanzados, entonces sí que es necesario que tengas algunos conocimientos y dominio sobre escalada.

Cuando emprendas tu vía ferrata particular, no olvides llevar contigo el siguiente material:

1) Ocho y Cuerda: es uno de los materiales imprescindibles que te aportarán seguridad a lo largo de todo tu recorrido y te ayudarán a rapelar aquellos tramos más complejos.

2) Arnés: otro de los elementos que no pueden faltar en tu equipo es el arnés, gracias al cual podrás detener una caída repentina o inesperada. Recuerda adquirir arneses que sean regulables para tus piernas y de escalada para resistir mejor el impacto.

3) Guantes: para proteger tus manos, especialmente con la llegada del frío, se recomienda utilizar guantes,  recuerda que vas a estar en contacto permanente con escalones o grapas de hierro hasta que alcances tu destino.

4) Disipador de energía: un elemento básico, sin el cual no podrías emprender tu propia vía ferrata. Gracias a este disipador podrás amortiguar la caída, en caso de que esta última tenga lugar.

5) Casco: nunca viene mal llevar un casco por los posibles daños que una caída pueda ocasionarnos.

6) Calzado: lleva unas zapatillas de suela gruesa y que no tiendan al deslizamiento, pues puedes resbalarte innecesariamente.

7) Baga de anclaje: especie de enganches en las paredes de la montaña o del terreno que sea escenario de nuestra vía ferrata y que nos permitirán detenernos por unos momentos y descansar en nuestro recorrido.

Dese Italia, la pasión por la vía ferrata ha ido extendiéndose poco a poco hasta llegar a Alemania, Francia, Suiza y también en España, aunque en nuestro país  lo practica un número reducido de personas, todavía queda mucho camino por andar. En cualquier caso, este deporte va adquiriendo un mayor protagonismo.

¿Y vosotros?, ¿conocíais este deporte?, ¿cómo fue vuestra experiencia?

Fuente Imágenes Wikimedia.

Última Imagen Stock Xchng.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print