¿Qué tipo de maceta es más adecuada?

Nuestros balcones, patios o jardines disponen de muy diversos tipos de macetas o recipientes que contribuyen a cuidar la decoración de estos espacios . No obstante, más allá de meras cuestiones estéticas, las macetas ayudan a soportar y servir de base a la plantación de nuestras flores, pero, ¿cuál es el tipo de maceta más adecuada a la hora de comprar?, te damos algunos consejos.

Antes de comprar nuestras macetas, hemos de considerar algunos de estos factores como son el material del que están fabricadas, de qué forma pueden influir en nuestras flores o su reacción frente a elementos como el clima. Además, y siguiendo los sabios consejos de Carmela Grandes en su obra «El Huerto y la Botica en Casa» consideramos :

-Cuando compremos una maceta, no solo hemos de fijarnos en su estética, sino también en que sean lo más resistentes y duraderas posible para no tener que comprarnos macetas constantemente y así mejorar la conservación de nuestras plantas.

-Por ejemplo, si compramos una vasija de barro cocido hemos de fijarnos que soporte las heladas, para lo cual necesita haber sido horneada a una temperatura muy elevada. De no ser así, cuando el barro absorba la humedad,  la vasija terminará por romperse.

 

-Recuerda que las vasijas que se curvan hacia dentro por la parte del cuello pueden rajarse con mayor facilidad porque no aguantan la presión del compost que se ha hinchado con la helada.

-Si compras una vasija de barro cocido y vitrificado, este tipo de recipiente es conveniente para zonas cálidas y soleadas, pero no para ambientes fríos.

En lo referente a los tipos de recipiente, podemos encontrar los de plástico (nada ecológicos) y los de barro(más naturales).  Veamos algunos ventajas e inconvenientes de ambos:

Recipientes de Plástico

Ventajas:

-Su peso es muy ligero por lo que son muy fáciles de manejar.

-Son más económicos en cuanto a precio de venta en el mercado.

-Disponen de muchos más agujeros de drenaje.

-En este tipo de recipientes, las plantas pueden regarse con menos frecuencia porque se retiene perfectamente el agua.

-Son bastante resistentes.

 

Inconvenientes:

-El plástico puede calentarse demasiado bajo la luz del sol, con el riesgo de que las raíces de la planta terminen por secarse.

No son nada ecológicos, pues contribuyen al deterioro ambiental.

-Con el paso del tiempo pueden deteriorarse y formar grietas con facilidad.

-En verano no permiten una adecuada aireación para las plantas.

-Como no es un material poroso retiene el agua , corriendo el riesgo de que durante el invierno, las raíces se ahoguen y se pudran.

Recipientes de Barro:

Ventajas:

-Son la opción más ecológica por la que podemos optar.

-Al disponer de un mayor peso, es cierto que son menos ligeras, pero aguantan más las embestidas del viento en invierno.

-El barro es un material poroso, por lo que permite que el aire circule libremente, lo que es muy beneficioso para nuestras raíces.

-Son más frescos en verano para nuestras plantas, las cuales nos lo agradecerán.

No se corre el peligro de que las raíces se ahoguen, porque esos mismos poros de este material permiten un mejor drenaje.

 

Inconvenientes:

-Son muy delicados y se rompen con facilidad. No obstante, los pedazos sobrantes se pueden aprovechar colocando en la base de otras macetas para la función de drenaje.

Cuesta más transportarlos porque pesan más.

Retienen poca agua, por lo que requieren ser regados con más frecuencia.

-Son más caros.

¿Y vosotros?, ¿ya sabéis qué maceta elegir para vuestras plantas?

Fuente Imágenes Stock Xchng.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.