Google+

¿Quién era Charlotte Perriand?

La naturaleza se ha convertido en protagonista de las obras de mucho pintores, escultores y fotógrafos a lo largo de la Historia del Arte.Una de las artistas que prestaba especial atención al medio circundante, fijándose en cada pequeño detalle que encontrarse por el camino, ya fuera un diminuto guijarro, una hoja marchita o una rugosa corteza de un árbol, fue Charlotte Perriand.

¿Quién era Charlotte Perriand?

 

Charlotte Perriand y su obra

Como una de las más importantes discípulas de Le Corbusier, el gran artista suizo y más destacado maestro del arte contemporáneo, C. Perriand sentía especial pasíon y devoción por el mundo de la fotografía. Le fascinaba retratar un momento del tiempo y congelarlo con sus instántaneas para rememorar aquel espacio por toda la eternidad.

Para ella,  la montaña era uno de los fenómenos de la naturaleza más apasionantes y mágicos que nos ha brindado la Tierra. Experta alpinista, Charlotte Perriand destacaba por el hecho de que una buena parte de sus proyectos están relacionados con esa energía sobrecogedora y misteriosa que encierra la montaña. Este último es el caso, por ejemplo, de hoteles o refugios que, ya sea en forma de instantáneas o de maquetas(también se dedicó al diseño y fabricación de muebles y esculturas) ocupan un lugar muy especial y  relevante en su vida y  producción artística.

 

Charlotte Perriand y su obra

 

El gran Le Corbusier y el también arquitecto y diseñador suizo Pierre Jeanneret se dieron cuenta del portento de esta mujer en las propuestas que ella misma llevó y exhibió públicamente en el “Salon d´Automne” en el año 1927, momento en que entra a formar parte del estudio y taller de ambos maestros para dedicarse por entero al área de interiorismo y mobiliario relacionados con proyectos de arquitectura. Sus estudios comenzaron en la Escuela de la Unión Central, iniciando su trayectoria profesional con la investigación del tubo de acero, un material especialmente importante para sus famosas sillas y demás mobiliario y que Le Corbusier llegó a calificar como “objetos de reacción poética”.

Arte de Charlotte Perriand inspirado en la naturaleza

Todos esos objetos estaban inspirados en todo lo que la diseñadora francesa encontraba en sus paseos junto al mar o en sus viajes por la montaña. Algunas de sus mesas bajas con formas irregulares que rememoran los fragmentos rocosos que ella misma fotografió o su interés desmedido por los materiales naturales evocan la belleza natural que reside, por ejemplo, en los anillos que rodean los troncos talados de los árboles. Ella siempre estaba buscando nuevas formas que nacieran de la naturaleza, ya fueran espinas de pescado, una carcasa de pollo o piedras distribuidas a lo largo de un suntoso sendero.

Arte de Charlotte Perriand inspirado en la naturaleza

 

Muestra de lo relatado es que la propia diseñadora llegó a escribir en una coasión que “A la vuelta de los paseos, nuestras mochilas estaban llenas de tesoros: guijarros, trozos de zapatos, de madera agujereadas…” Una vez finaliza su trabajo en el taller de Le Corbusier, establecerá su propio estudio en cuya producción artística se alejará de la espectacularidad de las obras de su maestro, para dedicarse a obras más humildes elaboradas a base de madera. Por ejemplo, sus taburetes de tres patas cortas, que ya han sido repetidos en multitud de ocasiones, se convierten en una de las obras más destacadas de la artista.

Posteriormente, estrechará aún más su relación con Jeanneret con quien viajará hasta Japón, donde descubrirá otros parajes naturales con una flora y una fauna muy diferente de la que le ofrece el mundo occidental. Finalmente colabora con Jean Pouvé  para realizar importantes encargos, como las oficinas de Air France en Londres, Tokyo o Río de Janeiro, el salón de conferencias de la ONU, un trabajo que seguirá haciendo hasta su muerte en 1999.

Charlotte Perriand

 

Con objeto de recordar su paso tan relevante por el mundo de las bellas artes, el Petit Palais de Paris le preparó hasta el pasado mes de septiembre una exposición titulada “Charlotte Perriand: de la fotografía al diseño”, formada por 430 fotografías y unos 70 muebles, dando cuenta tanto de los fotomontajes y decoración interior que hacía a partir de imágenes obtenidas de agencias o fotógrafos profesionales, de las elaboradas  en sus escaladas por la montaña y paseos junto al mar  como las que de ella tomaban familiares y amigos, dando cuenta de su carácter vitalista y enérgico tan característico.

Charlotte Perriand ha sido una de los muchos artistas del mundo del arte que se ha visto fascinada por la Naturaleza que puebla la Tierra y no ha duda en reflejar este milagro  en sus obras, sin ningún tipo de reparo.

Fuente Imagen 1 Knowtex.

Fuente Imagen 2 Acrylica

Fuente Imagen 3 L e Petit Palais de Paris

Fuente Imagen 4  Madelman

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print