Refugio de Góriz en los Pirineos

¿Quieres viajar a un paraje de ensueño para dejar atrás todas las preocupaciones y pesares de la vida rutinaria de cada día y establecer contacto con la Madre Naturaleza?, en la zona del pirineo aragonés se encuentra un refugio de montaña que se presenta como uno de los lugares más increíbles del mundo.

¿Te animas a visitarlo?, entonces sigue leyendo.

Góriz es el nombre con el que se conoce a este encantador y mágico refugio ubicado en el interior del Parque Nacional de Ordesa, un entorno natural de incalculable belleza protegido bajo la atenta mirada de los muros de piedra calcárea del inexpugnable Monte Perdido.

El Parque alberga en su interior las Gargantas de Escuain, el Cañón de Añisclo, valle de Ordesa, además de circos glaciares como el de Pineta, Soaso o Cotatuero. Nos encontramos ante el hogar del quebrantahuesos, una especie de ave carroñera y con cuyas alas de grandes dimensiones abraza las nubes y se convierte en guardiana y escrutadora de los cielos pirenáicos.

 

La única forma de ascender hasta el refugio de Góriz es a pie. La entrada principal al Parque Nacional de Ordesa es la población circundante de Torla y uno de los últimos enclaves habitados hasta llegar al refugio. Realmente existen varias alternativas para llegar a Góriz, ya sea desde Torla, el Valle de Bujaruelo, la Pineta, San Urbez o desde Nerín hasta Cuello Arenas.

Una vez nos encontremos en el refugio de Góriz nos parecerá por unos instantes que el tiempo se ha detenido y que hemos sido trasladados  en cuestión de segundos a una especie de mundo paralelo colmado de magia, ensoñación y delicadeza impresas en cada pequeño detalle de la naturaleza, donde la paz y la tranquilidad son las principales dueñas del lugar.

 

La gélida brisa del viento arrastrada desde la cima del Monte Perdido se convierte en nuestra más fiel compañera,  susurrando palabras de otro tiempo que contienen toda la sabiduría de la Madre Tierra y los conocimientos ancestrales de hayas y abetos que jalonan el parque en sus muy frondosos bosques.

Desde este refugio, donde podremos reponer las fuerzas perdidas tras la ascensión al mismo, tendremos la posibilidad de emprender un viaje increíble hacia una tierra llena de esplendor, dominada por el valle de Ordesa y custodiada por Monte Perdido, uno de los macizos calcáreos más grandes de España y que atrae por su hermosura y colosales dimensiones, al mismo tiempo que nos inspira cierto respeto y admiración.

Además de Monte Perdido,  desde este refugio de montaña podremos acudir a muy diversas cimas de renombre en este lado de los Pirineos aragoneses como son Marboré, Cascó, Taillón, brecha de Rolando, gruta helada de Gasteret y muchos más donde elegir, las posibilidades a tu alcance son infinitas. Igualmente, desde este mismo punto podrás realizar muy diversos deportes de montaña.

Dentro del refugio dispondrás de cocina sin gas, botiquín, servicios completos de desayuno, comida, cena y picnic, WC y duchas de agua fría, servicios de bar para disfrutar del intenso y agradable sabor de sus bebidas frías y calientes, teléfono, emisora en caso de emergencia, además de alquiler de sacos y sábana o zapatillas para andar.

No es necesario viajar demasiado lejos para contemplar  un auténtico paraíso asentado en la tierra. ¿Y vosotros?, ¿habéis visitado este refugio?, ¿cómo fue la experiencia?

Fuente Imagen 1, 4 y 5 Facebook Refugio de Góriz

Resto  Imágenes Stock Xchng

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.