Remedios Caseros para el Asma

¿Sientes una fuerte opresión en el pecho que te dificulta la respiración?, si sufres alguno de los síntomas propios del asma, de forma complementaria a los tratamientos que haya determinado tu médico, puedes servirte de algunos de los remedios que te propone la naturaleza, ¿los quieres ver?

En nuestro medio ambiente muchas veces podemos encontrar una posible solución o recurso que sirva para aliviar determinadas dolencias que afectan a nuestro bienestar físico y mental. Durante siglos, el ser humano se ha servido de tales recursos para sobrevivir y sanar a sus semejantes. En el caso del asma, existen determinados alimentos, plantas y flores que se convertirán en unos aliados a tener en cuenta.

Antes que nada, conviene aclarar que cuando decimos que una persona padece asma es que los músculos de sus bronquios, los encargados de transportar el aire a nuestros pulmones, padecen espasmos, obstaculizando así el paso del aire y haciendo que la respiración sea cada vez más complicada, especialmente la fase de espiración.

La contaminación ambiental, los alérgenos como el polvo, infecciones, esfuerzo físico o traumas de tipo emocional pueden desencadenar asma, el cual afecta de forma considerable a los más pequeños. Los ataques provocados por el asma pueden ser breves o durar varios días. Los síntomas más comunes son dificultad para respirar, sensación de opresión en el pecho, tos seca persistente o aumento del ritmo cardíaco.

 

De entre los remedios naturales que pueden ser de ayuda se destacarían:

1) La aromaterapia juega un papel determinante en este tipo de afección. Por ejemplo, este campo nos recomienda tras sufrir un ataque o durante el mismo inhalar vapores de aceites esenciales como la lavanda (ver imagen 2), la manzanilla o el eucalipto (ver imagen 3) por sus efectos calmantes y porque despejan el camino del aire por las vías respiratorias.

2) Sin abandonar la aromaterapia, el aceite esencial de pino en el baño o en vaporizador ayuda a reducir la frecuencia de los ataques. Por su parte aceites como la bergamota, la rosa, el neroli (ver imagen 4), la manzanilla o la salvia romana son ideales para ataques provocados por el estrés.

3) Si sufres ataques de asma con cierta frecuencia, puedes optar por la infusión de helenio. Otras plantas beneficosas en estos casos serían la cúrcuma en una taza de agua caliente por su efecto broncodilatador, al igual que plantas como el hisopo, la corteza de ciruelo virginiano o la agripalma.

4) La medicina natural china nos recomienda el uso de la almendra y la efedra para abrir los pulmones. Esta cultura atribuye el origen de esta enfermedad a la Flema producida por la debilidad que aprisiona al Bazo y el Riñón.Por su parte, la medicina ayurveda confía en los efectos del jenjibre y el estramonio.

5) Para reducir la gravedad de los ataques es apropiado consumir alimentos ricos en vitamina B6 como la leche, los huevos, hortalizas o cereales integrales.

6) Para aliviar los síntomas, un remedio casero eficaz es tomar Rescate.

7) Finalmente, en homeopatía se recomienda, por ejemplo, el uso del Ip (ipecacuana, pequeño arbusto de hoja prenne originario de las selvas de América del Sur y Central) para los niños que les cuesta respirar y tos que termina desencadenado vómitos de algunas mucosidades.

El Lach (veneno de serpiente lachesis mutus) para el asma que empieza en primavera o en otoño o que se hace persistente durante la menopausia. El Arse.(arsénico) en el caso de que te despiertes a medianoche o de madrugada con dificultades para respirar. El sulfota de sodio para el asma en un clima húmedo, acompañado de mucosidades amarillas y tos blanda.

Fuente Imagen 1 Terra

Fuente Imágenes 2, 3 y 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.