Remedios naturales para bajar la tensión

¿Tienes la tensión elevada?, ¿tu presión sanguínea aumenta con demasiada frecuencia, más de lo normal?, la naturaleza nos proporciona una serie de elementos que servirán de ayuda complementaria a los tratamientos médicos recibidos por los pacientes con hipertensión, ¿los quieres conocer?, entonces sigue leyendo.

 

La Medicina alternativa nos ofrece un amplio abanico de posibilidades para ayudar a aquellas personas que por determinados motivos padecen una presión arterial más elevada que el resto de la población. La OMS calcula que un total de 140 millones de personas en Estados Unidos padece esta enfermedad y que fue causa de la muerte de 70 millones de personas en 2004.

La presión sanguínea se podría definir como la fuerza que emprende la sangre sobre las paredes de las arterias. En el caso de una persona hipertensa, esta fuerza es mayor a la de cualquier otro individuo, lo que hace que las paredes arteriales se estrechen, se vuelvan más gruesas y, por lo tanto, el corazón deba realizar un mayor esfuerzo.

 

 

Por lo general, el ejercicio físico, el miedo, el estrés o la excitación de cualquier índole provocan unas subidas momentáneas en cualquier persona, el problema aparece cuando esos incrementos son habituales. La obesidad, factores hereditarios, diabetes, embarazo, consumo de alcohol o azúcar son algunos de los factores que contribuyen a su aparición.

Cuando la hipertensión alcanza un carácter grave es cuando aparecen síntomas como dolores de cabeza, mareos, trastornos visuales o respiración corta, pero siendo leve no se puede destacar ningún otro síntoma.

De entre los remedios que nos ofrece la naturaleza destacamos:

 

1) La Fitoterapia China recomienda el uso de flores como el crisantemo (ver imagen 2), la ráiz de peonia y el astrágalo.

2) El ajo (ver imagen 3), por su parte, es una de las plantas medicinales más destacadas y populares para reducir la presión sanguínea. Toma ajo crudo en abundancia , de esta forma lograrás tonificar tu sistema respiratorio y mantenerlo lo más saludable posible.

3) En el apartado de aromaterapia, os recomendamos un masaje regular de aceite de lavanda, mejorana(ver imagen 4) y alangilán. En el caso de la lavanda, se destaca su poder calmante, algo que aportará esa paz y sosiego que tu cuerpo necesita, por no hablar de su agradable y atrayente aroma.

4) La tradicional tila y la milenrama son adecuadas dentro del tratamiento para pacientes con hipertensión. Igualmente, la infusión de cerezas de majuelo como un tónico especialmente beneficioso para nuestra salud cardiovascular.

 

5) La infusión de corteza de viburno favorece la dilatación de las arterias.

6) En lo referente a la alimentación diaria, se recomienda el consumo de fibra (frutas, verduras, legumbres), potasio (fruta y hortalizas frescas) , calcio ( leche, queso con moderación, hortalizas de hoja verde, frutos secos, salmón, judías) y magnesio (legumbres, levadura de cerveza, arroz integral, harina de trigo integral)  porque contribuyen a equilibrar la circulación y estimular el funcionamiento del corazón.

Recuerda que es necesario vigilar tu tensión con cierta frecuencia, porque de esta manera reducirás daños considerables en el futuro a tu corazón, ojos y riñones. En cualquier caso, si estás bajo medicación es importante no realizar tratamientos de fitoterapia sin antes haberlo consultado con tu médico.

¿Y vosotros?, ¿conocéis algún otro remedio casero?

Fuente Imágenes Stock Xchng.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.