Si sustituimos las aceras de granito reducimos las emisiones

Un apunte curioso el que nos ha llegado recientemente sobre uno de los elementos más utilizados para la creación de aceras, el granito. Y es que parece ser su utilización supone un peligro para el medio ambiente mayor comparándolo con los otros productos que se usan para la misma función.

Eso es lo que se puede sacar en claro del último estudio que ha realizado la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) junto con la Politècnica de Catalunya (UPC) y la empresa Inèdit, que se ha centrado en los métodos que se utilizan para la fabricación de las aceras además de otros factores de interés.

Publicado en la revista ‘Transportation Research’, el estudio muestra datos tan interesantes como que si se sustituyeran las aceras que han sido construidas con granito por otras que utilizaran otros materiales, como por ejemplo el hormigón o el asfalto, se podría llegar a reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI) hasta un 60% como mucho.

Para el estudio se han querido analizar especialmente la energía que se consume en el proceso de producción, transporte, construcción, mantenimiento o reparaciones (en un periodo de 45 años) y quien perjudicaba más al medio ambiente era la solución del granito frente a las otras dos, más ecológicas.

Y de entre las dos restantes, el hormigón y el asfalto, se ha elegido al asfalto como el «más verde» a pesar de que la duración de este tipo de pavimentos es de tan solo 15 años, frente a los 20 que duran los de granito y los 45 de los de hormigón.

¿La razón? Qué se tiene en cuenta todo ello y saldría mejor para el medio ambiente el tener que reasfaltar tres veces una acera de asfalto que hacer un par de granito o directamente una de hormigón. Comparándolas entre ellas, las aceras de asfalto generarían un 2,2% menos de CO2 que las de hormigón, y un 22% menos que las de granito.

Por lo tanto, sabiendo los materiales que se utilizan para el suelo que pisamos, ya sabemos que es lo mejor de todas las alternativas, para ser un poco más cuidadosos con el entorno que nos rodea.

Fuente imagen 1: EuropaPress

Fuente imagen 2: skyscrapercity.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.