Suavizante natural para la ropa

Hace unas semanas hablábamos del detergente para ropa elaborado por nosotros mismos de una manera natural y ecológica, y dijimos que también hablaríamos de los suavizantes de la misma forma para así completar el lavado de ropa perfecto. Pues ha llegado el momento de hablar de ello, y vamos a descubrir trucos para no utilizar tanto suavizante, un producto dañino para el medio ambiente.

La primera recomendación que os voy a aportar se basa en que queramos seguir utilizando los suavizantes convencionales porque de pereza la elaboración de los que os propondremos o por otras razones. Si este es el caso, podemos rebajar el suavizante utilizando agua. Mezclamos 800 mililitros de agua con 200 de suavizante y así tenemos un litro de suavizante rebajado, ahorrándonos dinero y el tema ecológico.

Si estamos en el caso de no querer utilizar el suavizante típico entonces recurrimos a la segunda de las opciones, que es la del vinagre blanco. Este elemento de cocina es muy bueno para este tipo de cosas porque es desinfectante, desodorante, deja nuestra ropa suave… por lo que es perfecto para lo que queremos.

Con la base del vinagre blanco ya podemos empezar a jugar para obtener los resultados que nos interesen: podemos mezclar este producto con los aceites esenciales de los que tanto hablamos. Con los aceites esenciales conseguimos que aparte de todo lo que hemos dicho que aporta el vinagre blanco de desinfección, limpieza… consigamos un olor en nuestras prendas interesante.

Cada uno es santo de devoción de un tipo de aceite esencial. Yo os recomiendo el de lavanda que es uno de los olores tradicionales, o el de bergamota, que dejaría un olor de cítricos. Importante señalar que no se echa lo mismo de una cosa que de otra. Lo mejor es utilizar una relación 10/15 a 1 siendo lo primero el vinagre y lo segundo el aceite esencial elegido.

Además, como en el anterior caso, podemos hacer uso del agua para rebajar la mezcla. A diferencia del caso primero, aquí podemos hacer un 50/50, y con esto conseguiríamos un suavizante que nada tiene que envidiar a los de las tiendas. ¿Conocéis otros métodos para elaborar suavizantes?

Fuente imagen 1: hogartotal.com

Fuente imagen 2: jardineria.pro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.