Tortugas en peligro por la crisis económica

La protección de las tortugas en la isla de Tenerife ha ido menguando a medida que las embarcaciones encargadas de su supervisión y cuidado se han reducido en número como consecuencia de la crisis económica, lo que ha llevado a los biólogos a determinar que dicha recesión es la principal responsable de esta situación.

El número de ejemplares de tortugas que ingresan en el centro de recuperación de Tenerife es cada vez más reducido, debido en buena medida a que existe un menor número de embarcaciones de recreo y avistamiento de cetáceos en la zona, según confirma a la agencia EFE el presidente y responsable de la Fundación Neotrópico, Jaime de Urioste.

Tal es de problemática la situación que si en años anteriores,  por estas mismas fechas,  se llegaba a entre 50 y 100 ejemplares, en lo que llevamos de año únicamente 7 tortugas han recibido los cuidados del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Tahonilla, en la isla de Tenerife.

La principal causa que explicaría el deterioro que han sufrido estos ejemplares de tortuga es debida a la acción humana, como la acumulación o vertido de basuras al mar (plásticos) y la emisión de todo tipo de residuos tóxicos, según ha confirmado Jaime de Urioste. Ante esta situación, muchos ejemplares de tortuga, sin saberlo, ingieren alguna de estas sustancias tóxicas o se quedan enredadas entre los residuos, lo que ha provocado la amputación de algunas de sus aletas.

Igualmente, Urioste ha recordado que la labor, en este sentido, de la educación ambiental es básica debido a que, por ejemplo, las hélices de los barcos, sin control alguno en sus movimientos, tienden a provocar serias heridas a las tortugas.

Por todo ello, Urioste apoya la inversión de determinadas sumas de dinero al estudio y protección de las tortugas, pues muchas de ellas, como la especie «boba» (caretta-caretta),  se encuentran en grave peligro de extinción. En cualquier caso, en estos momentos se dispone de varios sistemas como el de seguimiento vía satélite o el del microchip, además de un sistema de fotodetección de las escamas de las tortugas para mayor control de las mismas.

Fuente Imagen Stock Xchng.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.