Google+

Tres formas de hacer una cama para tu mascota

Nuestras mascotas también tienen un sitio especial donde descansar y olvidarse de sus preocupaciones animales. En este artículo, te vamos a enseñar a reciclar determinados objetos para que tengan una segunda oportunidad como cama para mascotas.  

Perro. Naturaleza. Animales.

Las mascotas pueden tener una vida de lo más placentera. Pero si no tenemos cuidado, podemos someterlos a situaciones de lo más estresantes, que no les conviene. Es por eso que deben tener un rincón en el que estén completamente cómodos, en el que puedan descansar y desconectar prácticamente de todo. Es decir, una cama, que les servirá de “territorio propio”.

Lo más común es comprar a tu mascota una cama ya hecha, pero hoy en día las hay de lo más caras y lujosas. ¿Esto sirve de alguna forma? No demasiado, pues el perro o el gato no se dará cuenta de lo lujosa que es su cama, e incluso pueden llegar a preferir un par de cartones amontonados. Todo es cuestión de gustos. Así que te vamos a enseñar a crear cinco camas para tus mascotas, reciclando algunos objetos. Claro está, debemos tener en cuenta el tamaño de nuestro animal de compañía, pues determinará si es posible o no reciclar ese objeto con la intención de ser usado como cama. Así que allá vamos:

1. La maleta cómoda: Sucede pocas veces, pero llega cierto momento en el que hay que tirar esa maleta vieja. No te preocupes. A pesar de estar hecha de plástico, puede llegar a servir como una fantástica cama para tu perro o tu gato. Solo hay que rellenarla con una manta blandita, o incluso con cojines viejos que ya no utilicemos, y lo tendremos listo. La ventaja de esto es que al ser algo más cerrado, mantendrá el calor de una buena forma durante el invierno, y además se puede personalizar con todo lo que pensemos: pegatinas, telas, rotuladores, etc. Si tienes niños, igual lo mejor es que se dejen llevar por la imaginación.

Cama para gato

2. La sudadera vieja: Si tu animal es lo bastante pequeño y tú eres mañoso o mañosa con el hilo y la aguja, esto te servirá. Cuando tengas una sudadera a punto de entrar en el cubo de la basura, piénsatelo dos veces. Lo que puedes hacer con ello es lo siguiente: en primer lugar, rellenarla con guata o con algún elemento similar que sea blandito y cómodo para el animal. Y en segundo lugar, hay que coser ciertos puntos de la sudadera, como en la fotografía, para que forme una cama de lo más blandita y calentita.

3. La cómoda reutilizable: Muchas veces, lo que quiere nuestra mascota es dormir con nosotros, o muy cerca de nosotros. Para ello, esta solución es muy curiosa. Se trata de aprovechar un rincón de una cómoda o de una mesa de noche -si el animal es pequeño- para acomodarlo y que tenga ahí su rincón especial. También puede ser un aparador al que le hayamos quitado los cajones, o cualquier mueble similar.

 Y en tu casa, ¿dónde duerme tu mascota? Te dejamos también un breve vídeo donde puedes ver cómo realizar alguno de estos proyectos:

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente de las imágenes: greendogpetsupply, creativeinstigation, diynetwork

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Email
Print