Viajar a Turquía

¿Te gustaría viajar hasta Turquía y descubrir algunas de las muchas maravillas que encierra en su interior?, en las próximas líneas te proponemos una travesía muy especial por algunos sus parajes naturales más destacados y dotados de una belleza difícil de olvidar, ¿nos acompañas?

Situada entre dos grandes gigantes como Europa oriental y Asia occidental, Turquía nos ofrece una riqueza natural y botánica de las más importantes y destacadas a nivel mundial, llegando a albergar en su interior un total de 10.000 especies diferentes de plantas, de entre las cuales 3.000 son endémicas de Turquía.

Rodeada por las aguas de cuatro mares como son el Mediterráneo al sur, el Mar Negro al norte, los Balcanes en el oeste y el Cáucaso en el este, este enclave reúne alguna de las playas más exóticas y aclamadas por turistas de todo el mundo y,  se podría decir, de las mejores conservadas de todo el Egeo y Mediterráneo.

Igualmente, otro de los rincones naturales que dejan deslumbrados a los muy diversos peregrinos  prendados ante la magia de este país, es el imponente monte Agri Dagi, que se yergue con todo su esplendor alcanzando la friolera de 5.402 metros sobre el nivel del mar.

Más allá de la importancia financiera y comercial que destila Estambul, la urbe más importante de Turquía, este país testigo del nacimiento de los ríos Tigris y Éufrates, nos ofrece otras muchas riquezas naturales por descubrir como es el caso de Los Montes Tauro, que conforman la espina dorsal de la región mediterránea del país y donde predominan los cultivos de algodón de cereales , verduras, plátanos y piñas y donde abundan los frondosos bosques. Por no hablar de otra urbe, Ankara, la capital de Turquía, asentada sobre la antigua ciudad romana de Angora.

En el interior de este país, los amantes de la naturaleza encontrarán el lugar ideal para fusionarse con la madre tierra y contemplar algunos de sus tesoros más bellos y espectaculres. De entre las rutas ecológicas que pueden emprender se destacarían las siguientes:

-La ruta Licia es posiblemente una de las aventuras de trekking más conocidas de Turquía y cuya caminata puede durar unos tres días como mínimo y,  eso,  si quieres realizarla sin detenerte demasiado a contemplar el paisaje. Comenzando tu aventura, por ejmplo, en la aldea de Kabak, muy cerca de Fethiye, y donde encontrarás diferentes tipos de alojamiento. La siguiente aldea más cercana es Faralya recorriendo senderos nada fáciles de transitar y llegando al Valle de las Mariposas. El siguiente paso es Oludeniz, un enclave costero muy turístico,  y de ahí emprendemos regreso a Fethiye para disfrutar de su puerto.

– La ruta de la Capadocia: desde el pueblecito de Goereme podrás dirigirte a muy diversos rincones y visitar infinidad de lugares. Por ejemplo, podrás contemplar muy diversos valles, siendo uno de los más recomendabls el Valle de la Rosa. Igualmente impactante es el castillo de Uchiçar, erguido sobre unos cimientos ancestrales, y desde cuya cima podemos ser testigos del gran milagro de la naturaleza: una puesta de sol de incalculable valor. También puedes dirigirte en coche al sur de la Capadocia y caminar por el Valle de Ilhara.

Rutas por los alrededores de Selçuk: muy cerca de la derruida ciudad griega de Éfeso se encuentra este encantador pueblo. En sus alrededores podremos realizar muy diversas caminatas y visitar enclaves naturales como las playas de Pamukak o Kusadasi. En Selçuk no te puedes perder el templo de Artemisa, una de las grandes maravillas del mundo clásico.

-Sin duda, si te quieres relajar, uno de los fenómenos naturales más bellos para visitar en Turquía es el conocido como castillo de algodón de Pamukale, ubicado en las laderas de un imponente valle turco formado por el río Menderes en la provincia de Denizli. Estamos hablando de una imponente formación calcárea de unos 200 metros de altura compuesta por fuentes termanales que desde hace millones de años no han dejado de brotar aguas ricas en calcio, bicarbonato y creta. La paulatina decantación de este mineral ha ido generando naturalmente estas piscinas naturales.

-No obstante, si te apasiona la arqueología, lo mejor es acudir a Pérgamo, un lugar que reúne los mayores tesoros históricos del mundo antiguo. Buenos ejemplos de ellos son las ciudades de Acrópolis y Aclepsion.

¿Y vosotros?, ¿conocéis algún paraje natural interesante para visitar en Turquía?

Fuente Imágenes 1, 2, 3 y 4 Stock Xchng.

Fuente Imagen 5 Wikimedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.