Un acuario en tu monitor

Indagando por la red descubrimos muchas mentes creativas, y  Jake Harms es una de ellas. No hay más que ver la foto: ha restaurado los viejos monitores de Apple para transformarlos en unos acuarios muy modernos, y ha dado algo de vida útil a algo que creíamos obsoleto.

Dicen que en tiempos de crisis, las mentes se agudizan y se saca mucho más el ingenio. Y no hay más que darse una vuelta por la red y ver la cantidad de proyectos que hay en marcha. Proyectos que empiezan con una pequeña idea, una chispa que se ilumina en la mente, y da forma a algo más grande. Y también se aplica al Medio Ambiente y al mundo de la ecología.

Algo parecido le debió pasar a Jake Harms, que participó en un concurso con una idea innovadora: recicló los viejos monitores de Mac que ya no servían. Sí, esos monitores que lo único que tenían de especial era el color. Con la llegada de las pantallas TFT y de plasma, aquellos trastos dejaron de usarse. Y eso es un gran problema para nuestro mundo, ya que la chatarra que produce es muy contaminante, tanto para nuestro planeta, como para el ser humano. Sin contar con las miles de personas que en países subdesarrollados se dedican a separar los elementos de los cementerios electrónicos.

Dejando esto aparte, lo que hizo Harms fue coger dicho monitor, vaciarlo, y hacer una instalación eléctrica segura. Y lo convirtió en una pecera para sus mascotas. Ahí vio un modelo de negocio viable, y lo comercializó. ¿No crees que es una buena idea?

Viendo lo buena idea que era, además de construirlo, también se dedicó a crear algunos kits de instalación para que la gente pudiera fabricarlo en su casa, si disponían del monitor.

El precio de una pecera construida va desde 90 a 120 dólares americanos, mientras que el kit cuesta de 60 a 70 dólares.

¿Te comprarías algún modelo?

Fotos: Jake Harms

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.