Un futbolín ecológico

Aunque no se puede decir que el futbolín sea un deporte, que el aparato esté hecho de forma ecológica o con elementos sostenibles lo hace merecedor de un hueco en Econoce. También, si te interesa, hemos hablado de un futbolín hecho con cartón.

Futbolín de cristal

¿Por qué un juego como el futbolín es ecológico? Veamos: los futbolines suelen estar en bares, salas de juego e incluso salas de descanso de las oficinas. Y en alguna que otra casa. Y lo cierto es que es un entretenimiento más ecológico que estar con el ordenador encendido jugando en internet, o a la consola, ya que gastan electricidad.

Y si ya de por sí podemos considerarlo ecológico, veamos los materiales: en este modelo en concreto, fabricado por Adriano’s Designs, se intenta volver a lo básico. Las patas están construidas con madera, un material que de por sí no envejece ni se desgasta. Y la base del juego, podemos apreciar que está hecha con cristal, pero también con aluminio.

Que esté fabricado con cristal puede sonar a que este futbolín es de lo más frágil, pero es lo bastante resistente como para aguantar las partidas más duras. Porque a pesar de ser una actividad de interior, nos conocemos, y cuando se empieza a jugar al futbolín, hay quienes piensan que la destreza no es suficiente y aporrean las manecillas de aluminio como si no hubiera mañana.

Por eso, este futbolín es de lo más resistente, con mangos con acabado de madera, para que sea más manejable y fácil de jugar. Las piezas, también de madera clásica hacen que más que un juego, parezca una pieza de coleccionista. Además, existen modelos para dos personas, apto para las casas y hogares, hasta los clásicos.

¿Y tú? ¿Te comprarías un futbolín así? ¿Jugarías con algo así en la oficina? ¡Cuéntanoslo en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.