Una oveja pasa 11 días enterrada en nieve

Increíble pero cierto, una oveja sobrevive tras pasar 11 días enterrada bajo la nieve. No sólo sobrevivió a la tormenta, sino que cuando la encontraron ya estaba a punto de parir un par de corderitos. Toda una hazaña. 

Oveja en la nieve

Muchas veces pensamos que los animales necesitan protección porque son débiles. Nada más lejos de la realidad. Los animales son más fuertes de lo que pensamos, están dotados de una fuerza de voluntad, y unas ganas de vivir que a más de uno le gustaría. Necesitan protección frente a las malas acciones del hombre.

Aún así, muchas veces ocurren imprevistos, como el que vamos a tratar hoy, y son en estos casos cuando podemos darnos cuenta de la verdadera fuerza que tiene la naturaleza y los distintos animales para salir adelante sin la ayuda del hombre. Es decir, no son tan indefensos, y si no fuera por la poca preocupación del hombre hacia el resto de criaturas, podrían incluso vivir mejor sin nuestra presencia, algo que es absolutamente desolador para la conciencia humana.

La noticia del día se sitúa en Escocia, donde hubo una gran tormenta que duró varios días. El tiempo es impredecible, y aunque en estas zonas del planeta es habitual que siga habiendo nevadas en marzo, los granjeros no pueden estar atentos a todos sus animales. Por eso, cuando una de las ovejas desapareció, no la echaron mucho en falta, pero también tenían que controlar al resto, que eran unas 1.800 ovejas.

En la granja de los Mactier, se dedican al pastoreo de las ovejas, y cuando la tormenta comenzó, intentaron que todos los animales pudieran salvarse, pero la granja tenía una extensión demasiado grande, y no pudieron hacer nada por unos cuantos ejemplares. Cuando la tormenta arreció, los animales que no habían llegado a la zona cubierta de refugio murieron. Menos la oveja.

No sabemos si era por la voluntad de que sus hijos vivieran, instinto de supervivencia o cualquier otra cosa, lo cierto es que cuando la encontraron tras 11 días en la nieve, le pusieron una manta y le dieron de comer y de beber un brebaje especial para que se calentara.

¿Qué piensas de esta hazaña?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.