Ya hemos cumplido uno de los Objetivos del Milenio

Ha llegado dos años antes, pero lo hemos cumplido. Hemos logrado reducir la población que no tiene acceso al agua potable. Todavía queda mucho por hacer, pero pasito a pasito se hace el caminito.

No nos alegremos tan deprisa: más de 2.500 millones de personas todavía no tienen acceso a una fuente de agua potable. Y todavía hay que mejorar las cosas en el ámbito del saneamiento, pues casi el 10% de las enfermedades se originan por una mala calidad del agua, así como su mal uso y la poca higiene.

El presidente de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, anunciaba que «El éxito en los esfuerzos para proporcionar un mayor acceso al agua potable es un testimonio para todos aquellos que consideran los ODM no como un sueño, sino como una herramienta vital para mejorar las vidas de millones de las personas más pobres».

También hay una gran diferencia según las zonas, porque las zonas más pobres suelen ser las rurales. Los datos son alarmantes, ya que alrededor del 17% de la población que habita en América Latina, además del 9% del norte de África, defecan al aire libre, sin ningún tipo de higiene, y por tanto, es un gran foco de cultivos de enfermedades.

Es decir, aunque se ha hecho algún progreso, todavía queda un largo camino por recorrer, y no sólo en este aspecto, pues todavía nos quedan muchos Objetivos del Milenio que se deben cumplir.

¿Crees que cumpliremos en el plazo acordado? ¿Qué sabes acerca de los objetivos del Milenio? ¡Cuéntanos!

Fuente de la imagen 2: Intramed

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.